2

La respuesta al VIH desde el enfoque de los Derechos Humanos

En el marco de la celebración del Día Mundial de los Derechos Humanos, el próximo 10 de diciembre, que inicia la conmemoración del 70 ° aniversario de la  aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, se realizó el lanzamiento del manual “Mi salud, mi Derecho”- La respuesta al VIH desde el enfoque de Derechos Humanos en Argentina, cuya autoría pertenece al Área de Derechos Humanos y Sociedad Civil de la Dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación.

El Área de Derechos Humanos y Sociedad Civil de la Dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación funciona desde el año 2014 y articula con los distintos actores involucrados en la respuesta al VIH en Argentina: organizaciones de la Sociedad Civil, personas afectadas y efectores públicos. el lanzamiento de este manual significa ratificar su compromiso con la temática y aumentar el acceso a los servicios de salud para todos sin discriminación de ningún tipo. El objetivo de su trabajo es lograr un abordaje integral desde el enfoque de derechos y, simultáneamente, el armado de una red de contención jurídica que difunda los derechos y brinde asesoramiento en su defensa.

Desde el año 2014 se ha observado un incremento del 124% de las consultas,  con un promedio de 1.000 consultas por año sobre quejas y denuncias vinculadas con  acceso a los tratamientos y diagnósticos y también en relación a cuestiones legales. En 2014 hubo 400 consultas, en 2015 hubo 700, en 2016 se produjeron 1.100 consultas y en 2017 un estimado de más de 1.1500  consultas.

“Por el sólo hecho de ser personas, todas y todos tenemos derechos. En determinadas circunstancias, es necesario reforzar algunos de estos derechos y promover su protección. Una de esas circunstancias es la desprotección y desamparo que sufren algunas personas con VIH o SIDA debido a la discriminación social. Para ello, con el objetivo de fortalecer el enfoque de derechos humanos aplicado a la salud, contamos con un área específica para que las personas con VIH que residen en Argentina, los programas jurisdiccionales, los servicios de salud y las organizaciones sociales conozcan los derechos que asisten a las personas con VIH y las herramientas legales que los protegen para hacerlos valer”, aseguró el Dr. Segio Maulen, Director de la Dirección de SIDA y ETS del Ministerio de Salud de La Nación.

Por su parte el Dr. Fabio Núñez, Director del Área de DDHH y Sociedad Civil, Ministerio de Salud de la Nación expresó: “Este Manual es un gran paso, cada vez más las personas están conscientes de sus derechos.” Mientras que el Dr. Carlos Passarelli, Director de ONUSIDA para Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay dijo: “Todas las personas, independientemente de la edad, el género, el lugar en que viven o las personas a las que aman, tienen derecho a la salud. Sean cuales sean sus necesidades de salud, todos necesitan que los servicios de salud estén disponibles y sean accesibles, de buena calidad y sin discriminación.”

Según datos del último Boletín Epidemiológico publicado por la Dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación en el Día Mundial del Sida, 1 de Diciembre de 2017,  hay 122.000 personas que tienen el virus en el país, aunque un 30% de ellas lo desconoce.

Para alcanzar las metas 90.90.90 de la Estrategia  Acelerada del ONUSIDA  a 2020 también  ratificadas por el Gobierno de Argentina  es necesario  acelerar al acceso al testeo de los 30% restantes de personas viviendo con VIH y que desconocen  su estatuto serológico, para esto es necesarios erradicar los obstáculos de estigma y discriminación  y violaciones de derechos de los usuarios de servicios en los centros de salud.

Argentina ha ratificado los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en lo que respecta al ODS 3 (Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades), el país debe  alcanzar el acceso a la salud para todas y todos, con calidad y sin discriminación hasta 2030. Las personas afectadas por el VIH suelen experimentar situaciones de discriminación basadas en el estigma social que aún hoy sigue afectando a las personas con VIH.  Para garantizar el derecho a la salud es necesario un sistema sanitario que se base en los derechos humanos, lo que implica cuatro elementos fundamentales: 1)  Acceso: la atención sanitaria debe ser asequible o gratuita e incluir a todas las personas; 2) Disponibilidad: debe contar con las instalaciones y el personal sanitarios adecuados; 3) Aceptabilidad: los servicios de atención sanitaria deben ser respetuosos, sin discriminación, tolerantes con las diferencias culturales y tratar a todas las personas con dignidad; 4) Calidad: toda atención sanitaria debe ser