Últimas Noticias | 
| "La pobreza tiene rostro de mujer"

Así lo afirmó el Coordinador Residente de Naciones Unidas en Argentina, Martín Santiago, aludiendo a que el 60% de la población pobre del mundo es mujer. Martín Santiago fue uno de los oradores principales del evento organizado por ONU Mujeres y la Embajada de Australia en el que se debatieron algunos de los principales desafíos para la igualdad de género, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

 

 

Buenos Aires, 7 de Marzo de 2012. Bajo el lema oficial “Empoderar a la Mujer Rural, acabar con el hambre y la pobreza”, la Embajada de Australia en Argentina, la Oficina del Coordinador Residente de la ONU en el País y la representación local de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), organizaron un panel que reunió a destacadas representantes de la Sociedad Civil, el Estado y la Academia para debatir sobre los desafíos que presenta el empoderamiento de la mujeres.

 
Martín Santiago, Coordinador Residente

Martín Santiago brindó un panorama global sobre la situación de las mujeres rurales.Destacó, a su vez los avances que ha realizado Naciones Unidas en materia de igualdad de género a partir de la creación de ONU Mujeres, el lanzamiento de la Campaña Únete para poner fin a la violencia, y los Objetivos de Desarrollo del Milenio; y los muchos desafíos que aun quedan por delante en materia de implementación para la alcanzar la igualdad real y el empoderamiento de las mujeres.

 “Permítanme compartir con ustedes algunos datos, que muestran claramente esta brecha: la pobreza tiene rostro de mujer (casi el 60% de los pobres son mujeres); las mujeres trabajan más, si se tiene en cuenta el trabajo productivo y reproductivo, y siguen ganando menos (la brecha salarial entre hombres y mujeres oscila entre el 3% y el 51% a nivel mundial); la violencia de género sigue fuertemente arraigada en las distintas culturas (1 de cada 3 mujeres ha vivido o vivirá violencia alguna vez en sus vidas, el 80% de las víctimas de trata son mujeres, en la mayoría de los casos lo es con fines de explotación sexual, más del 133 millones de mujeres y niñas que hoy están vivas han sido objeto de mutilación genital femenina)”.

Analizando la situación en Argentina, Clara Malcolm, Responsable de Género del área de inclusión y equidad rural de la Unidad de Cambio Rural (UCAR) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, presentó un aspecto poco relevado sobre la situación de las mujeres rurales: sus posibilidades reales de acceso a la propiedad y/o a la tenencia de las tierras. “Las mujeres no se reconocen propietarias. Pequeñas y medianas productoras encuentran pocas o ninguna posibilidad de acceder a la posesión del suelo que trabajan y hacen más productivo. Una tarea complementaria sería revisar también los programas de cooperación internacional para que contemplen este aspecto.”

 

Por su parte Olga Hammar, presidenta de la Comisión Tripartita de Igualdad de Trato y Oportunidades entre Varones y Mujeres en el Mundo Laboral (CTIO) del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social anunció el cambio en la denominación de esta Comisión por  “Comisión por la Igualdad de Oportunidades en el Trabajo para Todos”. El mismo responde a la iniciativa de incorporar un enfoque inclusivo, que represente a todas las identidades sexuales en los ámbitos laborales. A su vez, la Sra Hammar aludió a las dificultades que aun se registran para hacer efectiva la Ley de Cupo Sindical ( Nº 25.674), sancionada en 2002 que exige a los gremios un 30% de representantes mujeres en los cargos electivos y representativos de las asociaciones sindicales.

La investigadora del Centro Interdisciplinario para el estudio de Políticas Públicas (CIEPP), Corina Rodriguez presentó los lineamientos generales de la investigación

 “Empleo Doméstico Remunerado: Cadenas Globales de Cuidado- el Corredor Argentina-Paraguay”, que destaca el rol de las migrantes en la denominada “economía del cuidado”. “Las condiciones socioeconómicas y culturales, sostienen esta actividad, obligando a su vez a la mujer migrante, a hacer arreglos especiales sobre su propio hogar y las tareas que realizaba en el mismo”. Sus conclusiones finales analizan la necesidad de reconceptualizar las tareas del cuidado, emancipándolas de la esfera exclusivamente femenina y posicionandolas desde una perspectiva de corresponsabilidad social.

 
Virginia Franganillo, Directora del Observatorio de Género y Pobreza de la Asociación Civil Nueva Ciudadanía

A modo de conclusión,  Virginia Franganillo, Directora del Observatorio de Género y Pobreza de la Asociación Civil Nueva Ciudadanía, destacó los avances en materia legislativa de América Latina a la vez que señaló que existen notables deficiencias en materia de implementación

 

 

La embajadora de Australia en Argentina, la Sra. Patricia Holms fue la anfitriona del evento, el cual contó con la presencia de la  Embajadora Gloria Bender, a cargo de la Representación Especial para Temas de la Mujer, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina, así como también de representantes del cuerpo diplomático acreditadas en el país.

 

Acerca del Día

 

Las mujeres rurales representan un papel fundamental en las economías tanto de los países en desarrollo como de los desarrollados, pues contribuyen al progreso agrícola, mejoran la seguridad alimentaria y ayudan a reducir los niveles de pobreza en sus comunidades.

Estas mujeres constituyen el 43% de la mano de obra en el campo, cifra que llega a ser del 70% en algunos lugares.

La desigualdad entre los géneros y el acceso limitado al crédito, la salud y la educación son las principales dificultades que afrontan las mujeres rurales. Se calcula, por ejemplo, que el 60% de las personas con hambre crónica son mujeres y niñas. La crisis alimentaria y la económica, junto con el cambio climático, no hacen más que agravar la situación.

Sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura estima que si las mujeres tuvieran un acceso equitativo a los fertilizantes, las semillas y las herramientas, la cantidad de personas hambrientas en el mundo se reduciría entre 100 y 150 millones.

Más información, aquí